Cursos

Servicios

Nuestra metodología

apunta a las presentaciones de alto impacto y al disfrute de hablar en público, dado que lo que siente el orador a la hora de disertar lo transmite al público, es por eso que durante los entrenamientos apelamos al buen clima, al respeto, a la diversión y a la cooperación positiva entre los que asisten a nuestras capacitaciones para sacar lo mejor de cada uno y hacer de las disertaciones un momento placentero.

Empezar Ya

Novedades

Latest From The Blog

View All

Testimonios

Sin dudas, el curso es muy enriquecedor. Aprendí a comunicar mis ideas con prolijidad y fluidez, noté cómo he mejorado mi expresividad y he aprendido técnicas para adaptar mi mensaje a cada audiencia. Para mí fue un enorme gusto haber compartido este curso. Realmente me sirvió un montón.

andre

Doy charlas en Universidades de inclusión social cuyo objetivo es transmitir que las personas con discapacidad podemos vivir plenamente y desplegar nuestras potencialidades en el trabajo, el estudio y la vida cotidiana.
Durante el curso de oratoria pude redescubrir  el valor de las palabras y de los gestos. Cada experiencia que contamos guarda un talismán que sólo llegará a los otros si sabemos comunicar bien. Y comunicar es tender puentes para crear un mundo que nos incluya a todos.

carlos garcia

Daiana tiene la admirable capacidad de detectar inmediatamente las ramas más débiles en el discurso de cada persona y de amoldar las clases para fortalecerlas, caminando siempre a la par de uno. Su amplio conocimiento en el tema, sumado a la entretenida dinámica del curso resulta en una invaluable experiencia que alcanza tanto a los iniciantes como a los que desean perfeccionarse. Al finalizar cada clase, resulta imposible negar el avance personal y las herramientas que se van adquiriendo para alcanzar otro nivel de la oratoria.

german dima

Durante el curso, pude darme cuenta que me ayudó a adquirir más confianza en mi misma cuando estaba frente a un público, y a perder el miedo. Clase a clase mis piernas dejaron de temblar, y poco a poco disminuí mi velocidad al hablar.
Por supuesto, se logra con la mucha práctica y perseverancia. El secreto es entender que es un proceso, y que se logra hablar bien en público aplicando las técnicas al pie de la letra y sin perder la impronta propia. Por eso, recomiendo el curso.

mariana pulella